¿SOMOS LOS PROFESORES LOS CULPABLES?

¿Son los profesores el problema?

Escrito por en 05-07-2012

¿Son los profesores el problema?

Estoy acostumbrado a escuchar a los padres decir: “el problema es el colegio”, “el problema son los profesores.” “Si solucionamos el tema de los profesores, nuestros hijos van a aprender mejor.”  Este es un juego psicológico que yo llamo El Juego de las Culpas y consiste en culpar a otros de nuestros problemas para así sentir que no es nuestra responsabilidad. Se siente bien pero es un grave error. Hoy voy a hablar de los profesores pero lo primero es dejar en claro que los principales responsables de la educación de nuestros hijos, somos los padres.

Aun así, es clave el rol de los profesores, por eso centrémonos en ellos, ¿es realmente culpa de los profesores el problema del sistema de enseñanza al que se enfrentan nuestros hijos a diario? En mi opinión, no creo que la culpa sea de los profesores sino que de un sistema anticuado y obsoleto que fue enseñado a los docentes que ejercen en la actualidad. En la práctica, fueron educados con herramientas que hoy día simplemente no funcionan, funcionaban antes pero no con esta nueva generación de niños híper estimulados e híper conectados. ¡Nos cambiaron a los estudiantes! Y debemos saber adaptarnos.

Para comenzar, veamos cuáles son los principales errores que se cometen al aplicar el sistema educacional “modelo siglo pasado” a los estudiantes del siglo XXI.

1.- Estrategia auditiva: La base del sistema de enseñanza se centra en entregar en forma verbal la información a los alumnos y de manera unidireccional. Según estudios, esta es una de las peores formas de estimular a un ser humano, ya que sólo estimula un porcentaje muy menor de su capacidad intelectual y no requiere ningún tipo de interacción. La capacidad de retención de la información recibida en forma auditiva no supera el 20% de lo escuchado, y eso ¡sólo en los que pusieron atención!

2.- Profesor protagonista: Históricamente se ha creado la visión de que el profesor es un ser superior a sus alumnos, convirtiéndose en el protagonista de la sala de clases. Si replicamos esto a cualquier grupo o comunidad, donde un integrante tiene un excesivo protagonismo, se inhibe el desarrollo del resto de los participantes.

3.- Enfoque en contenido: El sistema se centra en entregar contenido y más contenido. Sin embargo, en la sociedad de la información, centrarnos en el contenido resulta ser irrelevante, estamos saturando a nuestros estudiantes de información dejando de lado la importancia de los procesos mentales.

4.- Herramientas obsoletas: En pocas palabras las herramientas que se le han entregado a los profesores hoy, desde el punto de vista de estimulación pedagógica, están obsoletas. Sí, funcionaban bien hace 50 años pero con una generación mucho menos exigente de estímulos que la de nuestros hijos.

Ahora hablemos de ¡Soluciones!

1.- Estrategia multisensorial: Son estrategias simples y prácticas que buscan estimular a los estudiantes de múltiples formas, visuales, auditivas, kinestésicas, etc. activando una mayor porción de sus capacidades intelectuales. Por ejemplo, si estamos explicando la Revolución Francesa, es bueno contar una pequeña historia, armar una discusión o hacer una simple recreación de la época. De esa forma despertamos la curiosidad y sus distintas formas de aprender.

2.- Alumnos protagonistas: El objetivo principal de un profesor debería ser que los alumnos fueran las estrellas de la clase. ¿Cómo se logra eso? Un buen profesor debería estimular y premiar la participación por sí misma, sin importar si los comentarios son correctos o no. Si los estudiantes participan activamente y desarrollan sus procesos mentales, la clase es más entretenida y se desarrollan habilidades. En pocas palabras, sólo los que participan, piensan.

3.- Enfoque en el proceso: Si bien el contenido es importante, cada día lo será menos,  los profesores de hoy debemos concentrarnos en cómo los estudiantes procesan la información. Cómo sintetizar, cómo relacionar, cómo asociar, cómo recordar y cómo comprender, es decir, centrarnos en enseñar el CÓMO y no el QUE. Estimular la búsqueda de nuevas ideas y soluciones y no la memorización.

4.- Herramientas del Siglo XXI: La ciencia ha avanzado y hoy sabemos cuáles son los métodos que estimulan más y menos a los estudiantes, la importancia de variar la forma de enseñar, de motivar y de estimular, la necesitad de la sorpresa y la novedad. Esta es la verdadera tecnología de la educación que necesitamos, no las pantallas digitales o el PowerPoint. Herramientas y estrategias  simples y prácticas que cualquier profesor pueda utilizar en su sala de clases para estimular a sus alumnos y obtener el máximo de ellos.

Gracias por seguirme y hacer sus aportes. Antes de despedirme me gustaría contarles que el 3, 4 y 5 de agosto realizaremos en Chile (y pronto en Colombia) un seminario dirigido a todos los profesores y profesionales de la educación, donde entregaremos un set completo de herramientas pedagógicas que hemos desarrollado. Si eres profesor o tienes algún amigo, familiar, compañero que quiera participar, ingresen a Profesores del Futuro y reserven su cupo.

 

Nos vemos la próxima semana y ¡vamos que se puede!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: